Foto de mujer en parque

CONJUNTIVITIS ALÉRGICA

La conjuntivitis es la inflamación de la conjuntiva, una membrana muy delgada que recubre el ojo y el interior de los párpados. La conjuntiva está en contacto constante y directo con el medio ambiente, haciéndola susceptible a alérgenos que se encuentran en el medio ambiente. El sistema inmune detecta los alérgenos e inmediatamente desencadena una respuesta alérgica, liberando sustancias como IgE e histamina, que son las responsables de la aparición de los signos típicos de la conjuntivitis alérgica. Afecta aproximadamente a un 25% de la población general y puede presentarse sola o acompañada de otras enfermedades alérgicas como la rinitis alérgica o la bronquitis asmática..

¿Qué agentes pueden causar conjuntivitis?

El polen de las plantas que se encuentra en el aire, ácaros del polvo, pelo y descamación de animales domésticos, hongos, cosméticos, medicamentos de uso oftálmico en personas predispuestas.

Sus síntomas más frecuentes son: Picor o prurito (signo más característico), Ojo rojo, Lagrimeo, Secreción acuosa, Edema palpebral (hinchazón del párpado por acumulación de líquido), Fotofobia (sensibilidad a la luz), Sensación de cuerpo extraño en el ojo, incomodidad en el ojo.